Beethoven y su legado ayer fueron protagonistas

Ofrecer cultura en un espacio inédito, un gimnasio con una acústica inesperadamente perfecta.

Ver caras de sorpresa, expectantes, satisfacción. Sentir la comunión de más de 40 músicos y un director invitado que logró perfecta armonía.

Gracias a todos los que lo hicieron posible y a quienes se acercaron, aún sin saber con qué se encontrarían, para hablar, como dijo nuestro querido Gerardo Mazur, el mejor idioma de todos: la música.



× Chat Online | Atención al Socio