La torre de ginger Según la Torá, luego del diluvio los hombres elevaron una torre y la humanidad entera, poca gente por entonces, como Buenos Aires en enero, hablaba un solo idioma. Esto aparentemente no gustó al Creador, quien confundió el lenguaje de los vecinos, y cada uno comenzó a hablar un idioma distinto: incapaces de comprenderse, se dispersaron, y en otros sitios, ya lejanos de...

Por Javier Sinay Quien tuviera las letras, tendría la palabra. Lo sabía Abraham Vermont, un periodista ambicioso pero pobre, que soñaba con crear su propio periódico judío en Buenos Aires, una ciudad extraña a la que había llegado un poco azarosamente luego de criarse en un rincón balcánico y de rodar por puntos brumosos de Europa y de Medio Oriente. Vermont se movía aquí como un...