En medio de la crisis por el COVID-19, Gantz tiene la posibilidad de formar gobierno.

Informe semanal CIMO
La situación mundial en estas últimas semanas se ha visto totalmente dominada por el coronavirus, del que ya hay cientos de casos confirmados en Israel. El gobierno de Netanyahu anunció el cierre de escuelas, cafeterías, y cualquier evento de más de 100 personas, además de la cuarentena obligatoria para cualquier persona que ingrese al país.

Sin embargo, el ambiente político sigue su curso. Si bien el Likud de Netanyahu ganó las elecciones, el posible bloque de su coalición consiguió solamente 58 bancas de las 61 necesarias, por lo que se barajó la posibilidad de que Kajol ve Laban, Yisrael Beitenu y la alianza entre Meretz, Avodá y Gesher formaran un gobierno de minoría. Este bloque, junto a los votos de la Lista Unida en la investidura, llegarían a 62 escaños. Sin embargo, esta situación se vio imposibilitada por las negativas de la líder de Gesher, Orly Levi, y de dos diputados del partido de Gantz a formar un gobierno que requiriera el apoyo de la Lista Árabe. Por lo tanto, Netanyahu propuso públicamente la formación de un “gobierno de unidad de emergencia” integrado por todos los partidos menos la Lista Unida. Si esto sucediese, es esperable que el gobierno resultante sólo durara mientras continúe la crisis por la pandemia y que luego se volviera a los intentos por formar un gobierno común.

No obstante, si bien la idea del premier recibió apoyo de ambos partidos grandes y de Avigdor Lieberman, el número 3 de Kajol ve Laban, Moshé Yaalon, dijo este sábado que “Netanyahu está usando la crisis para beneficio político” y no apoyaría el plan del Primer Ministro interino. Mientras tanto, las cortes han suspendido sus actividades, lo que significa un retraso en el juicio a Netanyahu que iba a comenzar el 17 de marzo.

Finalmente, el domingo Benny Gantz recibió 61 recomendaciones, incluyendo las de los diputados de la facción más radical de la Lista Unida, Balad. Este lunes, el presidente Rivlin le encomendó la formación un gobierno que consiga 61 bancas y deje atrás la crisis política que atraviesa Israel.

 



× Chat Online | Atención al Socio