«El pueblo hebreo» de Juan Batlle Planas

Un mural extraordinario, ya no con la técnica del fresco como los de Berni, Castagnino y Urruchúa, sino que es un mural con la técnica del mosaico realizado en 1962. Juan Batlle Planas era un artista extraordinario, un representante quizás el más notable del movimiento surrealista en nuestro país. Nació en 1911 y falleció en 1966. Era muy amigo de la Hebraica y los arquitectos que realizaban la construcción de la ampliación del edificio en aquel momento le encomendaron la realización de un mural en el hall de entrada. Este mural realizado en mosaico veneciano (piedrita por piedrita) demandó dos años para poder realizarlo y concretarlo. Cada vez que se entra a la SHA, vale la pena detenerse un momento porque cada vez uno va a encontrar nuevos detalles de esta obra estupenda. Son escenas y símbolos de la historia del pueblo judío y lleva por título “El pueblo hebreo”.

 

Una de las escenas es fundamental: la figura de Moisés recibiendo las Tablas de la Ley. Y también aparece protagónico uno de los símbolos, quizás el más importante, la menorá (candelabro) en el frente del mural, cercano a la imagen de Moisés. Tiene 11 m. de largo por 2,50 m. de alto. Por sus dimensiones llama muchísimo la atención y protagoniza y valoriza el hall. Por supuesto el mural tiene fuertes colores que también fueron realizados por Juan Batlle Planas que concurrió semanalmente durante los dos años de su realización para supervisar su desarrollo y contó con la colaboración del ceramista Sime Pelicaric.

 

Lo invitamos a que, antes de retirarse, vuelva a apreciar esta obra y encuentre nuevos detalles que no había visto anteriormente.