Vitraux de Luis Seoane

El vitraux de Luis Seoane está ubicado en el hall del Teatro SHA. Es decir, cuando uno entra al teatro, en lugar de ingresar a la sala, conviene antes dar media vuelta y mirar hacia la calle  y ahí en la parte superior de las puertas de ingreso se encuentra el vitraux. Un vitraux extraordinario realizado en 1968 es decir, en el año de inauguración del teatro SHA. Los arquitectos en aquel entonces, Aisenson y Gottschalk, invitaron a Luis Seoane, refugiado de la Guerra Civil Española, a la realización de una obra con motivos alegóricos relacionados con el teatro y la creación. Luis Seoane nació en Buenos Aires en 1910 y falleció en La Coruña en 1979.

 

El mural, que mide 3,5 por 12 m. registra lo siguiente: es una mirada geométrica, un desarrollo geométrico multicolor, de muy fuertes colores que simboliza la diversidad de personas que asisten al teatro, es el público del teatro, diverso, de la ciudad, que accede al hecho creativo que se va a brindar dentro de la sala, es la gente que aguarda precisamente en el hall para ingresar a la sala. El vitraux se ilumina con la luz natural de la calle durante el día y en la noche tiene iluminación fluorescente propia. Está realizado con acrílicos de origen italiano multicolores, algunos de los cuales debieron ser reemplazados a causa de los daños producidos por un atentado de bomba en 1978.

Obsérvenlo con atención, es un vitraux que también como los demás murales de Hebraica, emociona mucho e invita a observar cada vez que uno entra a la sala.