Yom Kippur en una obra de Maurycy Gottlieb (1856-1879)

Maurycy Gottlieb (Drohobitz, 1856 – Cracovia, 1879) fue un talentoso pintor judeo polaco. A la edad de quince años ingresó a la Academia de Arte de Viena. Posteriormente estudiaría con el gran artista nacional polaco Jan Matejko en Cracovia. Dejó el estudio de Matejko después de menos de un año, debido al antisemitismo de sus compañeros, para volver a Viena a investigar sobre sus raíces judías.

A los veinte años, obtuvo una medalla de oro en una competencia de arte en Múnich por el cuadro Shylock y Jessica, que evocaba una escena de El Mercader de Venecia, de Shakespeare.

A pesar de su temprana muerte, debido a la complicación de una angina, actualmente se conservan más de trescientos trabajos suyos, aunque no todos están terminados. Después de la caída de la Cortina de Hierro, se recuperaron muchas colecciones polacas desconocidas en Occidente, lo que aumentó considerablemente la reputación de Gottlieb.

El talento artístico de Gottlieb fue fuertemente alentado por su familia (otros tres hermanos se convirtieron en artistas). En el transcurso de su breve vida contó entre sus maestros a algunos de los artistas académicos prominentes de la década de 1870. No fue el primer judío polaco en convertirse en artista, pero quizás fue el primero en aspirar a ser un artista tanto «polaco» como «judío». Son los tiempos de la Haskalá (la ilustración judía). Inspirado por las dramáticas pinturas históricas nacionales de Matejko, él también intentó representar escenas del pasado de Polonia y también ejecutó varias pinturas en la popular moda orientalista. Sin embargo, también pintó una serie de obras con temas abiertamente judíos, incluida una escena de una boda judía, dos pinturas del filósofo heterodoxo judío Uriel da Costa, retratos de varias figuras judías contemporáneas prominentes y representaciones de figuras literarias judías famosas. También produjo una serie de autorretratos fascinantes y reveladores, uno con la apariencia de un noble polaco, otro con traje árabe y otro con la ropa de la burguesía centroeuropea.

Su obra más famosa es la pintura que presentamos aquí:  Judíos rezando en la sinagoga el Día de la Expiación, ejecutado en 1878, un año antes de su muerte. En ella se puede apreciar una escena en la sinagoga de Drohobitz, ciudad natal de Gottlieb, durante el servicio religioso de Iom Kipur. Hombres y mujeres rezando y también el propio Gottlieb que se dibujó a sí mismo tres veces entre los devotos: una vez como el joven parado a la derecha del hombre sentado con el rollo de la Torá, otra vez como niño a su izquierda y la tercera vez como un joven en edad de Bar Mitzvah a la derecha. En la escena también aparecen su padre y su madre. Es posible interpretar que aparece en la obra una cuarta vez: sobre el rollo de la Torá en el centro de la pintura puede leerse: ′′Para la elevación del alma de Moshe Got por el arte «.

La pintura es parte de la colección del Museo de Arte de Tel Aviv.