La palabra israelí del 2023 es resiliencia

featured-43501

Mientras Israel vive su peor año hasta el momento, marcado por conflictos internos y una guerra horrible, destacamos la resiliencia mostrada en toda la sociedad.

Por Naama Barak

A medida que 2023 llega a su fin, internet está repleto de “palabras del año”, las palabras que resultaron más populares o captaron el espíritu de la época de los últimos 12 meses.

Para Israel, decidimos en ISRAEL21c, que la palabra del año es definitivamente resiliencia, considerando que hemos estado enfrentando conflictos políticos internos, seguidos de las horribles masacres, ataques y secuestros en el suroeste de Israel y la guerra con su increíble alto número de víctimas.

“Yo definiría la resiliencia como la capacidad de contar con recursos internos como el pensamiento flexible, la creatividad y la voluntad de recibir ayuda, junto con recursos externos, para superar los desafíos y obstáculos que siempre enfrentamos”, explica la Dra. Shiri Daniels, directora profesional de ERAN, que ofrece apoyo en salud mental por teléfono o chat en línea.

“A veces la gente piensa que la resiliencia significa volver a lo que éramos antes de la crisis: antes de la guerra o antes de la interrupción de la rutina de la vida por un evento traumático. Que se trata de recuperarse. Pero la resiliencia es saltar hacia adelante, es la capacidad de avanzar mientras se experimenta desarrollo y crecimiento personal”, le dice a ISRAEL21c.

“Nosotros en Israel hemos aprendido mucho a lidiar con nuestro trauma continuo, por lo que estamos preparados, lo que también es un elemento importante para desarrollar la resiliencia, así como mecanismos de afrontamiento que sabemos que han demostrado su eficacia”, dice. Y, sin embargo, señala Daniels, el ataque de Hamás a Israel y la guerra posterior no se parecen en nada de lo que ERAN haya presenciado antes.

“Cuando hay sirenas de cohetes, sabemos lo que tenemos que hacer. Pero nunca hemos afrontado una situación en la que haya rehenes, incluidos niños, mujeres y bebés. También nos identificamos con las víctimas, porque los rehenes nos recuerdan a nosotros mismos y a las personas que amamos, ya sean nuestros padres, nuestros hijos o nuestros abuelos”.

De cara al futuro, Daniels destaca la importancia de abordar las necesidades psicológicas de los israelíes como individuos y como sociedad. “Necesitamos cuidar las almas de las personas y asegurarnos de que reciban la ayuda que necesitan. No dudo que será un proceso muy largo”, afirma.

“En los últimos meses, además de los horrores, también hemos visto historias inspiradoras de voluntariado, resiliencia y solidaridad, y estos serán factores determinantes. Con solidaridad, nuestros corazones rotos comenzarán a sanar y la luz podrá brillar a través de las grietas”.

Una forma memorable en la que la sociedad israelí se ha unido ha sido la preparación de alimentos para las personas evacuadas de sus hogares y para los soldados. Entre ellos se encontraba el Instituto Culinario Asif de Israel , en Tel Aviv. Asif ha estado liderando dos proyectos desde que comenzó la guerra. El primero fue proporcionar comidas calientes a civiles, como ancianos y personas evacuadas de sus hogares. En total, el centro de cocina de emergencia de Asif proporcionó unas 50.000 comidas calientes a los necesitados.

El segundo proyecto recluta a restaurantes y chefs para cocinar para los soldados en el frente. Aunque el ejército proporciona raciones de batalla y comidas calientes empaquetadas, la comida más sabrosa eleva la moral. ¿Y qué mejor manera de brindarlo que dando oportunidades a restaurantes en dificultades? Cada día, Asif invita a un restaurante o chef privado a cocinar para dos batallones, unas 400 o 500 personas por batallón. Asif les paga una subvención para contratar a algunos miembros del personal y cubrir los suministros, los gastos de cocina y las entregas.

Chico Menashe, director ejecutivo de Asif, explica que la industria de restaurantes de Israel ha estado experimentando dificultades durante todo el año, inicialmente debido a las perturbaciones causadas por las protestas contra la reforma judicial que azotaron el país de enero a octubre.  “Los restaurantes estaban perdiendo ingresos porque la gente salía menos y había zonas enteras que no se podían abrir porque estaban cerradas al tráfico. Las dificultades comenzaron entonces, pero el golpe más grave ha sido ahora, durante la guerra”.

Hasta ahora, unos 40.000 soldados han disfrutado de una cena con un chef mientras estaban de servicio. Quienes lo preparan también lo sirven a las tropas y charlan con ellas. “Es mucho más que simplemente alimentarlos; los soldados no sólo reciben comida sino también el cuidado y el espíritu que traen consigo, y es asombroso”, dice Menashe.

“Creo que el hecho de que todo lo que tuve que hacer cuando abrimos el centro de cocina de emergencia fue publicar en las redes sociales y decir que necesitamos voluntarios, e inmediatamente tuvimos entre 100 y 200 personas, es algo exclusivamente israelí”, contó. “Tuvimos una oportunidad única de ver lo que significa ‘Am Yisrael Chai’ (el pueblo de Israel vive). No como un cliché, sino como la esencia de nuestra sociedad”.

La esencia de la sociedad israelí también está siendo abordada por The Fourth Quarter, un grupo que genera confianza entre los israelíes divididos. Según la organización, Israel, ahora en su 75º aniversario, está experimentando una crisis de polarización política que es como un juego de suma cero.

“Existe una gran diferencia entre resiliencia y resistencia”, explica Ella Ringel, directora ejecutiva de The Fourth Quarter. “La resistencia significa que te agarras muy, muy fuerte, pero cuando te rompes, te rompes. Cuando eres flexible, te doblas y caes, pero te levantas. La única forma de crear resiliencia en la sociedad es crear flexibilidad”.

“La sociedad israelí en vísperas de la reforma judicial era inflexible. Eso es lo que llevó al 7 de octubre, a que nos desmoronáramos y cada lado se afianzara en su posición. Se alcanzó un punto culminante de discusiones sobre ‘Israel’ y ‘Judea’ y cómo nos dividiremos en dos países”, dice.

“Es por eso que, dentro de la gran oscuridad que descendió sobre nosotros el 7 de octubre, tenemos la verdadera responsabilidad de entender algo sobre la sociedad israelí”, señala.  “Vimos que… todavía dependemos unos de otros”.

La resiliencia de Israel durante la guerra se compone de tres partes, dice Ringel. Primero es un objetivo compartido; en segundo lugar, el compromiso cívico activo; y el tercero es la interacción comunitaria. “La gente salió y preguntó qué podían hacer por otros israelíes, por el país”. Ringel dice que la comprensión de los israelíes de que “todos pueden renunciar a un poco en algo por algo más grande está creciendo. Antes del 7 de octubre realizamos muchas reuniones y en casi todas había algo en común. Cuando preguntamos a las personas a qué estarían dispuestas a renunciar, dijeron que ya no podían renunciar a cosas. Eso demostró una falta de resiliencia; a la gente le faltaba flexibilidad”.

“Creo que ahora estamos al borde de un período en el que, si sabemos cómo gestionarlo bien, podremos cerrar el 75º aniversario del Estado trabajando en una historia más grande, sobre un destino compartido, demostrando amabilidad y flexibilidad, y recuperando este tipo de responsabilidad mutua de los unos por los otros”.

 

Nota completa en: https://www.israel21c.org/

Imagen:
Los voluntarios de The Fourth Quarter se unen a los muchos israelíes que se han ofrecido como voluntarios desde que estalló la guerra el 7 de octubre. Foto de The Fourth Quarter.

Mica Hersztenkraut

Author/Owner

Mica Hersztenkraut maneja todas las comunicaciones de Hebraica.

Categorías

Artículos populares

Presentamos aquí la introducción a la versión actualizada de “300 preguntas en…
Link: Leer o bajar el PDF del Mini Iom Iom 2024-03-07: D10,…
Cuarenta años de espera* Por Hernán Dobry La guerra de Malvinas es…

Artículos recientes y sugerencias

Hemos escuchado a los socios que se han acercado con sus preocupaciones con respecto a diversos temas institucionales.
Nuestro boletín semanal, recargado.

La confusión entre "metas" y "perfección" parece, en mi opinión, caracterizar nuestra época.

¡Visita nuestro nuevo sitio beta (aún en desarrollo)... Veámoslo!

Ahora vas a ver la versión beta del nuevo sitio de Hebraica. No es la versión final y aún estamos haciendo muchos cambios. Si sos socio, por favor envianos cualquier comentario o sugerencia o error a socios@hebraica.org.ar - Ahora, clickea para ingresar al sitio.