Un grupo de socias autogestiona poner plantas en la entrada de la Sede Pilar

599614272-hebraica-article-02-2024-03-22

La entrada principal de la Sede Pilar de Hebraica tiene unas garitas de seguridad que… bueno, no la hacen precisamente hermosa, como pueden serlo la entrada de la Universidad de Oxford o la del Palacio de Buckingham. Pero, por otro lado, al menos es funcional.

Al mismo tiempo, hay cosas positivas en relación a esto. En primer lugar, que deja mucho margen para mejorar. Como dice el dicho en inglés: “Cuando uno se encuentra en el fondo, el único lugar a donde ir es hacia arriba.” (Me disculpo de antemano si este dicho existe también en español – mi español no es lo suficientemente bueno.)

La segunda cosa positiva es que: “Hebraica somos todos”, por lo que esta situación crea una oportunidad para que los socios trabajen para mejorar el club. Nuestro club no es un servicio por el que uno paga y espera que le hagan todo, como si fuera un Megatlón; sino que es, por sobre todas las cosas, una comunidad. Y la comunidad somos nosotros.

Es por eso que mi corazón se llenó de alegría cuando me enteré que: un grupo de socias que quieren hacer que SHA sea más hermosa, aún más verde y más respetuosa con el medio ambiente, se juntó para conseguir varias plantas para poner en la entrada de Hebraica Pilar. Después lo coordinaron con el equipo de infraestructura y, ¡listo!

No se puede lograr que un lugar sea más hermoso y más verde de la noche a la mañana – y tampoco apelando a las autoridades. Para lograrlo, tenemos que hacerlo nosotros mismos. A través de la “autogestión”, como nos gusta decir en el club.

Autor

Morgan F. es miembro de la Comisión Directiva de Hebraica.

Categorías

Artículos populares

Nuestro boletín semanal, recargado.
Por Ethel Barylka Los Diez Días de Teshuvá que van desde Rosh…
En un nuevo capítulo de nuestra serie de “pequeñas victorias” para mejorar la “Atención al Socio” en Hebraica, Marina Dodero (la nueva coordinadora del Departamento) acaba de anunciar tres pequeños cambios adicionales a la reapertura de nuestra antigua oficina en la Sede Pilar.

Artículos recientes y sugerencias

Hebraica a través de su presidente, Jonathan Lemcovich, expresa su profunda preocupación y extiende su solidaridad y apoyo a los estudiantes universitarios judíos en los Estados Unidos, que enfrentan una alarmante ola de acoso físico y psicológico en diversas instituciones académicas.
Un poema escrito por uno de nuestros socios, José F. Groisman, quien es también autor del libro “Esa Forma Tan Suave Sobre Las Piedras”, que ya forma parte de nuestra nueva Biblioteca de Libros Escritos por Nuestros Socios en la Oficina de Atención al Socio de la Sede de Hebraica Pilar.