Acto de Iom Hazikaron en Kfar Saba

22 2024-05-13

Les quiero compartir imágenes y el discurso de la directora del colegio de mis sobrinas en el acto de Iom Hazikaron en Kfar Saba. La directora tiene a su hijo en la Tzava y en estos días se está recuperando de una herida de bala en combate.

 

Discurso del Día de la Memoria 2024:

“En aquellos días, en un campo recién labrado, un grupo de compañeros nos unimos, y con mucho esfuerzo construimos juntos nuestro futuro. Sacamos agua de los pozos, y en sus ojos vimos chispas de felicidad. Trabajamos para allanar cada montículo de arena, uno tras otro. Nos vimos abrazados en un viñedo de paz, creamos filas, plantamos plantas de diversos colores a su lado, y entre ellas brotó un río de fuerza y vigor. Anhelábamos una vida plena de hermandad, acción significativa, armonía y amor.

En un momento, el 7 de octubre de 2023, al amanecer, una tormenta de maldad y crueldad nos atacó, y de nuestras casas surgieron gritos de devastación y pérdida insoportable.

Frente a las atrocidades y la recogida de escombros, lo que quedó de nosotros se mantuvo firme como un muro de defensa.

Con inspiradora determinación, emergimos lentamente de las ruinas y el desastre, reavivando la luz que se había apagado, porque aunque nuestra tierra ardía aquí en la tierra prometida, todas nuestras esperanzas se cumplirán.

Dana Bramli, una amiga de la infancia, escribió sobre los kibutz de alrededor y sobre la esperanza de reavivar la luz que se había extinguido.

En la mañana del 7 de octubre, organizaciones terroristas lanzaron una campaña asesina contra los kibutz y asentamientos alrededor de Gaza, bases de las FDI y otros objetivos.

Desde ese día, cuando el diablo levantó su cabeza, las Fuerzas de Defensa de Israel, las fuerzas de seguridad y todos nosotros, ciudadanas y ciudadanos del Estado de Israel, estamos en una guerra que no elegimos. Vivimos una realidad de seguridad dolorosa que nos exige un alto precio. La familia de los caídos ha crecido demasiado. Se han abierto brechas en el corazón del pueblo y las heridas del cuerpo y el alma aún no han comenzado su proceso de curación. Miles de residentes del norte y del sur han sido desplazados de sus hogares, y 132 personas – hombres, mujeres, ancianos y niños – siguen en cautiverio del enemigo. Ocho meses de dolor, pérdida, sufrimiento y anhelo interminable. El dolor está presente, diario y continuo.

Como cada año, incluso en este año difícil, nos reunimos para agradecer, reconocer y recordar a los padres, hijos e hijas, esposos y esposas, hermanas, hermanos y amigos que lucharon y cayeron mientras cumplían su deber de defender la patria. Nos solidarizamos con las víctimas de actos terroristas y actos de odio que pagaron con sus vidas por ser hijos de esta tierra y dejaron tras de sí familias en duelo y dolor.

En este día, todos los ciudadanos del país, de jóvenes a mayores, están conmovidos y bajan la cabeza, participando en el dolor constante de las familias cuyos seres queridos cayeron por la resurrección y la seguridad del Estado de Israel.

Como cada año, hacia el Día de la Memoria, la emoción en mí crece, en este momento especial de silencio, cuando el silbido de la memoria corta el silencio, agradezco en mi corazón a los caídos, a los heridos en cuerpo y alma, y a sus familias, gracias a quienes todos estamos aquí hoy.

Este año, más que nunca, el Día de la Memoria está impregnado de tristeza y dolor intensos, dolor por la brecha que se ha abierto en el corazón de miles de familias que nunca se llenará de nuevo, dolor por un futuro que fue truncado, un sueño que fue guardado. Dolor personal, dolor nacional, un dolor que no pasó por alto ninguna casa en el país.

Este año, dos combatientes queridos para mi corazón se han añadido a la familia de los caídos, buenos amigos y cercanos de mi hijo mayor, Asaf, de la unidad Maglan: Itai Moreno y Daniel Castiel, que eran como de la familia para nosotros. Justo hace unos meses celebraron y bailaron en el Bar Mitzvah de Alon, mi hijo menor, y hoy ya no están con nosotros. Itai y Daniel cayeron el 26 de Tishrei de 5784 (11 de octubre de 2023), protegiendo con sus cuerpos a sus compañeros y a los residentes. Itai Moreno, hermano de Emanuel Moreno, un oficial de combate en la unidad Sayeret Matkal, fue asesinado al final de la Segunda Guerra del Líbano.

La madre de Itai, Tami Moreno, lo lloró en el Monte Herzl, diciendo: “¿Qué teníamos aquí? Un niño maravilloso, una personalidad arrolladora, fuerza y resistencia indescriptibles. Creciste en una casa de duelo y fuiste el apoyo de tu padre. Amaste con un amor profundo a tus hermanos, Adi, Eitan y Noa, los respetaste y te comportaste como un hermano mayor. Te casaste con Gal, que fue como una hija para nosotros. Los mimamos, nos preocupamos por ustedes, ¿y qué no? Ustedes nos hicieron sentir orgullosos, trabajaron, amaron, mostraron a todos qué es una pareja única, él para ella y ella para él. Cuántos amigos tenías, es imposible describir, pero el único especial para ti cayó contigo, Daniel Castiel, no pudiste decir: ‘Estoy triste por ti, mi hermano.'”

La familia de Daniel cuenta: “Saltaste sobre los terroristas en Zikim como un león, así lo testificaron tus comandantes, y salvaste a los amigos y a los residentes en Zikim, en un asalto mano a mano con tu buen amigo Itai Moreno, que en paz descanse. Nosotros y el pueblo de Israel sabemos de qué material estás hecho, tuvimos la suerte de conocerte, todo lo que hiciste fue por amor a Dios. Fuiste la sal de la tierra, un héroe, así permanecerás en el corazón del pueblo de Israel para siempre.”

Itai y Daniel, amigos valientes y fuertes, en su vida y en su muerte no se separaron y en su muerte nos mandaron a vivir.

Viviendo como Rona Ramon dijo: “Estamos constantemente en un proceso de añoranza y siempre en un proceso de agriamiento. Es necesario mantener un equilibrio constante entre lo que no tenemos y lo que está presente. Elegir crecer también desde la oscuridad, recordar que el dolor es para siempre, y saber que hay un camino incluso desde un lugar de falta. ¡Vivir la vida plenamente! Envío desde aquí una oración para el pronto regreso de todos nuestros soldados en paz, para la recuperación de los heridos y para el pronto regreso de todos los secuestrados y secuestradas.”

¡El pueblo de Israel vive!

Iajad Nenatzeaj

Am Israel Jai

 

Este texto fue publicado originalmente en la Red Social X (ex-Twitter). Pueden encontrar la publicación original aquí.

Jonathan Lemcovich es Presidente de la Comisión Directiva de la Sociedad Hebraica Argentina.

Categorías

Artículos populares

Carta del Presidente de la Sociedad Hebraica Argentina (19 Marzo 2024)
Por el Rab. Claudio Jodorkovsky Basado en un dvar Torá del Rabino…
¿Sabías que en la sede Pilar contamos con varios dispensers de Agua Potable para recargar nuestras botellas reutilizables?  

Artículos recientes y sugerencias

Nuestro boletín semanal, recargado.   Link: Leer o bajar el PDF del…
Cada socio de Hebraica tiene su propia experiencia de nuestro club. Esta obra de arte es una representación de los tipos de personas y experiencias que dicho artista ha vivido en Hebraica.

La confusión entre "metas" y "perfección" parece, en mi opinión, caracterizar nuestra época.

¡Visita nuestro nuevo sitio beta (aún en desarrollo)... Veámoslo!

Ahora vas a ver la versión beta del nuevo sitio de Hebraica. No es la versión final y aún estamos haciendo muchos cambios. Si sos socio, por favor envianos cualquier comentario o sugerencia o error a socios@hebraica.org.ar - Ahora, clickea para ingresar al sitio.