Entrevista a JONATHAN LEMCOVICH

39 2024-05-29

“La gran noticia es que abrimos grupos NO ARANCELADOS en Sarmiento”

 

De Izquierda. derecha: Moshe Preisler, Senior Consultant Excecutive Chairman de la World Zionist Organization. Jonathan Lemcovich, Presidente de la Sociedad Hebraica Argentina. Abraham Duvdevani, President of the World Zionist Organization. Marina Rozenberg-Koritny,Head Of The Department For The Promotion of Aliyah. Hernán Mariano Frajnd, Vicepresidente de Sociedad Hebraica Argentina y Mark Dovev, Excecutive Director Of The Department For The Promotion of Aliyah.

 

El 6 de febrero del 2020, la Sociedad Hebraica Argentina a través de su Presidente Jonathan Lemcovich, comunica que ha firmado un acuerdo en Israel para lanzar dos proyectos llamados ATID y KESHER (Megamat Aliá) que cambian el modo de concebir a los grupos recreativos de la comunidad. Ambos programas son NO arancelados.

Los encuentros se llevaron a cabo en las oficinas de la World Zionist Organizations de Tel Aviv, Israel con Abraham Duvdevani, presidente de la WZO, Mark Dovev, CEO del departamento de promoción de Aliá, su directora Marina Rozenberg,  Moshe Preisler, Senior Consultant Excecutive Chariman de la WZO, Hernan Mariano Frajnd, Vicepresidente de la Sociedad Hebraica Argentina, Nathalie Gorenler, Project Manager del departamento de promoción de Aliá y Sergio J. Zigelbaum, Prosecretario de la Sociedad Hebraica Argentina.

 

¿De qué se trata este nuevo proyecto de Hebraica?

Hebraica abre grupos en su sede de Sarmiento. No arancelados. Sin cargo y totalmente gratuitos para aquellos chicos de 6 a 14 años con el programa ATID y jóvenes de 15 a 22 años con el programa KESHER, que no pertenezcan a ninguna institución socio deportiva.

Cada uno de los 2 programas tienen su particularidad y objetivos diferentes.

¿Cuál es el fin de cada programa?

El programa ATID, para chicos de 6 a 14 años que no participan de otro marco judío socio deportivo y quieran aprender sobre las historias, las tradiciones, las festividades y el idioma de nuestro pueblo de una manera distinta compartiendo, además, juegos y deportes con otros chicos, recreativos y federados dentro de la institución. 

Tiene su orientación en educación judía no formal, integrando y permitiendo el acceso de los chicos a todas las actividades de Hebraica. 

El programa KESHER es muy ambicioso y completo porque apunta a jóvenes de 15 a 22 años con el objetivo de brindar una formación completa en un marco recreativo, pero con deportes competitivos en equipos. 

Buscamos que tenga articulación con el mundo laboral-profesional. Espacios de debates sobre variados acerca de temas de actualidad. 

KESHER es único en su estilo, donde la piedra angular es el proyecto Megamat Aliá. Este proyecto abordará temáticas de la cultura israelí, aproximación al hebreo y desarrollará contenidos sobre innovación y emprendedurismo.

Existirán intercambios constantes entre los planes de EDMA, BBYO y MITNADEV. 

¿Por qué tomaron esta iniciativa?

Entendemos que, como dirigentes comunitarios, tenemos el deber de generar un ecosistema que ayude a nuestros chicos a desarrollarse personalmente.  Debemos facilitarles las herramientas para despertar en ellos ese fuego transformador, cumplir sus sueños y seguir con la visión judía de Tikún Olam (mejorar el mundo en el que vivimos).

Hebraica está formando las bases para que los jóvenes de la comunidad judía puedan desplegar sus máximas capacidades desde nuestra institución en proyectos de ONG´s que transformen la sociedad para bien. 

Confiamos plenamente en la actitud transformadora de nuestros chicos y estamos decididos a apoyarlos. El presente y el futuro es de ellos. 

Es de todos, en definitiva.

¿Cómo lograron este acuerdo tan importante?

La integración de ambos programas surgió por el trabajo conjunto que hemos realizado junto a la Presidencia de la Organización Sionista Mundial (WZO) quien inició la cooperación conjunta.

Luego de muchas reuniones y de profundizar en la necesidad de un estilo de colaboración diferente entre Israel y la comunidad argentina, pudimos dar paso a este programa. 

El presidente Abraham Duvdevani ha sido muy generoso en su visión y en plantear los objetivos del programa, los cuales compartimos completamente. Tanto Mark Dovev como Marina Rozenberg, han trabajado con dirigentes y profesionales de Hebraica para llevar este proyecto adelante, incluida su visita en noviembre a nuestra Sede Pilar y el seminario con nuestros madrijim y directores. 

Fue muy relevante la participación invalorable de Alejandro Mellincovsky, Shraga Wilk y Mario Prawer Laib Lev, quienes han empujado el proyecto desde la OSM y el voluntariado en Israel.

¿Cuál es el objetivo de estos planes?

Romper con la inercia de que muchos chicos quedan fuera de la comunidad por razones económicas o porque los countries quedan muy lejos. 

Como hemos dicho incansablemente: Hebraica pretende trabajar en soluciones para la comunidad judía en Argentina. 

¿Cuál es el objetivo de Hebraica?

Hebraica siente el compromiso puede traer de vuelta o incentivar a familias y jóvenes que encuentren su lugar en la comunidad, que no se sientan excluidos por los motivos que fueran. 

Hebraica abre sus brazos. Hebraica abre sus puertas. Hebraica abre su corazón.

Es una decisión institucional, la de ser una referencia comunitaria y cumplir con la misión de origen

Trabajar por una comunidad unida que le tienden una mano a quien la necesita e incentiva el trabajo conjunto.

¿Quién coordinará estos programas?

Hemos contratado a una nueva directora de juventud (Sofía Weinmann) y a una coordinadora para ATID (Natalia Susevich) y definiendo esta semana la persona responsable de KESHER. 

Ambas se suman a Carina Lion, secretaria de Juventud y especialista en educación. Tenemos gran experiencia en el área en educación judía formal y no formal. Creemos que van a elevar el nivel del contenido que brindamos a nuestros chicos.

Necesitamos que el crecimiento de Hebraica sea acompañado por personas muy capacitadas e idóneas, que nos acompañen en el proceso. Tenemos la firme convicción de seguir transformando el área de juventud a nivel comunitario.

Tenemos que enriquecer las propuestas educativas. Potenciar los valores y contenidos judaicos. 

En ese contexto consideramos que Sofía, era la persona indicada para liderar esta etapa. Luego de largas conversaciones en la que coincidimos en la visión de futuro y confiamos en su amplia experiencia para concretar las metas propuestas en conjunto. Sofía, es licenciada en psicología, con especialización en clínica de niños y adolescentes.  Profesora universitaria. Docente de estudios judaicos (Melamed y Bama). Fue madrijá y directora en movimientos juveniles. Cuenta con una larga trayectoria en liderazgo comunitario por el majón de Madrijim de Israel. Ha sido durante 10 años morá en escuelas de la red escolar judía en primaria y secundaria. Ampliamente formada en enseñanza de la Shoá.

¿Qué sensación te deja estas nuevas propuestas?

Sentimos un gran orgullo de dar el espacio a chicos y jóvenes que de otro modo no tendrían la chance de conocer parte de su identidad. 

Es una responsabilidad muy grande y un privilegio mayor.

Un mensaje final…

Estos programas rescatan la misión de Hebraica, pero prioriza el espíritu comunitario en su conjunto

Por ser programas para chicos y jóvenes que no asisten a otra institución socio deportiva es que pedimos apoyo y difusión en cada persona, colegio, escuela o club.

Jonathan Lemcovich es Presidente de la Comisión Directiva de la Sociedad Hebraica Argentina.

Categorías

Artículos populares

Nuestro boletín semanal, recargado.
Por Ethel Barylka Los Diez Días de Teshuvá que van desde Rosh…
En un nuevo capítulo de nuestra serie de “pequeñas victorias” para mejorar la “Atención al Socio” en Hebraica, Marina Dodero (la nueva coordinadora del Departamento) acaba de anunciar tres pequeños cambios adicionales a la reapertura de nuestra antigua oficina en la Sede Pilar.

Artículos recientes y sugerencias

Por  Rafael Narbona ¿Es la chimenea de Auschwitz el corazón de la…
Cada socio de Hebraica tiene su propia experiencia de nuestro club. Esta obra de arte es una representación de los tipos de personas y experiencias que dicho artista ha vivido en Hebraica.