“Estructuras Primarias II”

featured-40896

La muestra de Hebraica que entró a los libros de historia[1]

por Tammy Kohn

 

En 1966 el Museo Judío de Nueva York presentó la famosa muestra conocida como Primary Structures (“Estructuras Primarias”). Un grupo de artistas de California, Nueva York y Gran Bretaña exponían un nuevo tipo de escultura de gran escala, con geometría simplificada y superficies industriales, coloridas y suaves. En términos teóricos, su característica más novedosa fue la presentación del artista como diseñador, no como creador. Fue entonces que el Museo Judío de Nueva York introdujo el arte minimalista al gran público.

En un artículo sobre la historia de ese museo, Julie Miller y Richard I. Cohen señalan el cambio de objetivos del Museo Judío en la década de 1960, cuando la institución estableció un programa de arte contemporáneo con el objetivo de “contribuir a la vida estética de la comunidad en general” (Cohen y Miller, 1997). Para llevar a cabo este programa, los curadores y directores Alan Solomon y Sam Hunter mantendrían un estrecho vínculo con la comunidad artística, y convertirían al Museo Judío de Nueva York en un símbolo del arte de vanguardia, compitiendo con el MoMA, el Guggenheim y otros santuarios del arte moderno de la Gran Manzana. Es importante señalar que el tipo de arte del que estamos hablando es abstracto, con formas puras y mayoritariamente conceptual, que en todo caso no plantea interrogantes sobre la representación, tema a menudo controversial en el mundo judío. Por lo tanto no había necesidad de resaltar ningún contenido u origen judío de los artistas, al menos en 1966. Mientras tanto, los programas de arte judío continuaban desarrollándose en otras salas.

Al mismo tiempo, durante la década de 1960, el arte argentino experimentaba un proceso de internacionalización, llegando a su punto máximo en 1967, en completa sincronía con las tendencias experimentales de Nueva York. El 27 de octubre de 1967, a las 19.00 hs, inauguraba en la sede de la calle Sarmiento de la Sociedad Hebraica Argentina, la muestra “Estructuras Primarias II.” Según el folleto de la Semana del Arte Avanzado, organizada por el Instituto Torcuato Di Tella, asistirían como invitados especiales a la inauguración “Mr. Alan Solomon, E. De Wilde y Jorge Romero Brest.” La exposición organizada por Jorge Glusberg reunía a un grupo de artistas porteños, platenses y rosarinos para rendir “homenaje a la muestra “Sculpture by Younger British and American Sculptors” realizada entre el 22 de abril y el 12 de junio de 1965 en el Museo Judío de New York que luego se abrevió bajo el nombre de “Estructuras Primarias”” (Glusberg, 1967).[2] En definitiva, la muestra de Hebraica, “pretendía mostrar al mundo que el arte joven argentino está a la par del producido por los centros. Se  puede pensar esta muestra, además, como una de las instancias que dan visibilidad –a  nivel nacional, y, al menos como intención, internacional – a la vanguardia rosarina” (Longoni y Metsman, 2013).

“Estructuras Primarias II” entró a la historia del arte como parte del circuito artístico de vanguardia y como algo natural dentro de la escena artística porteña del ‘67. Hebraica aparece en el folleto de la Semana de Arte Avanzado junto a nueve galerías de arte, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Moderno y el Centro de Arte Experimental del Instituto Torcuato Di Tella. El programa registra lo intenso que fue ese mes de exposiciones y premios, con la participación de personalidades de renombre local e internacional. Sin embargo, no aparece en ningún estudio sobre los aportes judíos a la cultura argentina.

El catálogo de la exposición, con un texto de Otto Hahn y otro de Jorge Glusberg, traducidos al francés y al inglés respectivamente, se centra únicamente en los elementos estéticos: el significado de las estructuras primarias, la participación del espectador y los elementos escultóricos de grandes dimensiones que se exhibían. Además registra todas las obras expuestas ordenadas por artistas, con una o dos fotografías de algunas obras seleccionadas.

Gerardo Mazur, quien colaboró en el montaje de la muestra, nos cuenta: “Recuerdo lo difícil que fue el montaje de esa muestra…eran estructuras inmensas y no sabíamos qué hacer con eso. Teníamos que resolver cómo colocarlas, la iluminación, todo…”.

Respecto a la difusión y el impacto de las muestras dice Gerardo: “de los que venían menos de un 20% eran socios. Eran todos de ellos… todos invitados de los artistas, cada uno traía a su gente… más en una muestra con tantos artistas. No recuerdo ningún impacto en particular, sólo eso, el tamaño de las obras…”

El no ser una institución artística le dio cierta inmunidad a esta nueva forma de arte. El gobierno militar de 1968 cerró una muestra del artista Roberto Plate y, en 1970, el Di Tella tuvo que cerrar sus puertas definitivamente. En “Estructuras Primarias II” aún no hay manifestaciones políticas, aunque fue el preludio del estallido de las acciones político-artísticas de 1968.

Hay muchos paralelismos entre la muestra neoyorkina y la porteña, y una clara intención de continuidad, pero al mismo tiempo la realidad social y política de la Argentina lleva a los artistas y a las vanguardias hacia nuevas direcciones. Los artistas que expusieron en Hebraica serían los protagonistas de la pionera exposición Tucuman Arde de 1968, en la que el arte conceptual en Argentina dio su paso significativo hacia el arte político. “Estructuras Primarias II” fue parte de un proceso, y no se la puede aislar de otras exposiciones anteriores, ni posteriores. Más aún, tomando en cuenta los cambios sociales y políticos que se dan hacia finales de la década, puede ser entendida como parte del proceso de politización del arte. Este proceso, Andrea Giunta lo describe como “La conversión del artista de vanguardia en intelectual y en artista/intelectual comprometido. Es un proceso cuyas primeras señales pueden ubicarse a mediados de la década y que se consuma aceleradamente en 1968.” (Giunta, 2008).

Hebraica funciona entonces como un lugar políticamente neutral incluso antes de que el arte se vuelva político. Esto convierte a una institución cultural judía en el escenario perfecto para esta nueva forma de arte. Ya que Hebraica no era un museo, ni una galería, sino un centro cultural activo, era el lugar perfecto para tal exhibición. Sirvió al proyecto de internacionalización a través de una relación entre las dos instituciones judías y a los artistas locales como un lugar neutral para desarrollar y probar su arte innovador.

Al igual que sus colegas de Nueva York, Jorge Glusberg buscaba introducir una nueva forma de arte que confrontaba la narrativa moderna. En Nueva York, Solomon, Hunter -y más tarde McShine- encontraron el terreno perfecto para introducir el programa de arte contemporáneo. En Argentina, Hebraica se convirtió en el escenario ideal para un arte que estaba a punto de adquirir su nuevo matiz político.

“Estructuras de Primaria II” funciona entonces como un puente cultural sostenido en tres pilares: las instituciones judías (el Museo Judío de Nueva York y Hebraica), el tipo de arte nuevo conceptual, y los profesionales del arte implicados.

El puente tendido entre el norte y el sur se completó en 2014, con una nueva muestra realizada en el Museo Judío de Nueva York bajo el título de Other Primary Structures (Otras estructuras primarias). Esta nueva versión revisada de la muestra de 1966 incluyó a algunos artistas sudamericanos que expusieron en Hebraica en el ‘67. La nueva exposición reconoció que al mismo tiempo que los jóvenes artistas estadounidenses y británicos de la década de 1960 estaban haciendo una nueva forma de arte, algo similar estaba surgiendo en otros lugares del mundo. La del 2014 no fue solo una exhibición espejo que conectó Norte y Sur, sino también una deconstrucción poscolonial que permitió un recorrido más amplio sobre un momento particular de la historia del arte. El catálogo de la muestra señala que “El otro (Other) en el título tiene dos significados: uno es literal, se muestran trabajos adicionales, y el segundo evoca al otro poscolonial. Es decir, los muchos grupos étnicos, políticos y culturales que han sido marginados, suprimidos o subrepresentados en el canon histórico-artístico occidental hegemónico.¨ (Jens Hoffmann, catálogo de la exposición de 2014).

El intercambio en el mundo del arte, que el Museo Judío de Nueva York y Hebraica se pusieron sobre sus hombros en la década de 1960, parece completarse con la exposición curada por Jens Hoffmann en Nueva York, en 2014. Pero aún hay un segundo puente para completar: el puente que une el mundo judío y el del arte Argentino. No hay dudas de que “Estructuras Primarias II” marcó un antes y un después en la historia del arte argentino, pero el espacio de arte de Hebraica significó mucho más que la introducción del minimalismo a la sociedad. Este es sólo un pedacito del estudio del programa de arte de Hebraica -que también incluía el arte judío- y su contribución a la escena del arte porteña y al panorama artístico internacional.

 

Referencias Bibliográficas

“Artes Plásticas”, SHA (Revista Mensual de la Sociedad Hebraica Argentina), Año XLI, nro 522, Buenos Aires, Septiembre 1967.

Cohen Richard, I. y Julie Miller. “A Collision of Cultures: The Jewish Museum and the Jewish Theological Seminary, 1904-1971,” en Tradition Renewed. A History of the Jewish Theological Seminary of America, vol. II, editado por Jack Wertheimer, Nueva York: Jewish Theological Seminary, 1997, pp. 309- 362.

Giunta, Andrea. Vanguardia, internacionalismo y política: arte argentino en los años sesenta, Buenos Aires: Siglo veintiuno, 2008.

Glusberg, Jorge. Estructuras Primarias II, Buenos Aires: Sociedad Hebraica Argentina, 1967.

Longoni, Ana y Mariano Metsman. Del Di Tella a “Tucuman Arde”: vanguardia artística y política en el 68’ argetntino, Buenos Aires: Eudeba, 2013.

 

Tamara Kohn es investigadora y docente de historia del arte. Obtuvo su maestría en Arte y Cultura Visual Judía en el Jewish Theological Seminary (JTS) en Nueva York en 2011. En 2008, completó sus estudios de grado en Historia del Arte y Pensamiento Judío en la Universidad Hebrea de Jerusalén. Desde 2011 vive en Buenos Aires donde continúa con sus tareas de investigación, curaduría y docencia del Arte Judío, así como su participación en diversos congresos nacionales e internacionales. Participó en la renovación de la muestra permanente del Museo Judío de Buenos Aires y del Museo del Holocausto de Buenos Aires. Sus temas de interés son cultura material, identidad judía, migración, relaciones entre judíos y no judíos,

 

[1] Este artículo es una adaptación de un trabajo de investigación iniciado en 2016 y presentado recientemente en “Building Bridges in the Americas,” 2022 Biennial Scholars Conference on American Jewish History organizada por The Academic Council of the American Jewish Historical Society, Tulane University, May 15-17, 2022, con el título de “Primary Structures II”: A bridge between North and South, the Jewish community and the art world.

[2] El catálogo tiene un error, ya que la muestra “Primary Structures” en el Museo Judío de Nueva York se realiza en 1966 y no en 1965 como este señala.

Imágenes:

  1. Oscar Bony, Sinusoide, 1967. Madera y laca, 1200 cm. Muestra Estructuras primarias II, Sociedad Hebraica Argentina.
  2. Oscar Bony, Sinusoide, 1967. Madera y laca, 1200 cm. Muestra Other Primary Structures, The Jewish Museum, New York, 2014.
Mica Hersztenkraut maneja todas las comunicaciones de Hebraica.

Categorías

Artículos populares

Nuestro boletín semanal, recargado.
Por Ethel Barylka Los Diez Días de Teshuvá que van desde Rosh…
En un nuevo capítulo de nuestra serie de “pequeñas victorias” para mejorar la “Atención al Socio” en Hebraica, Marina Dodero (la nueva coordinadora del Departamento) acaba de anunciar tres pequeños cambios adicionales a la reapertura de nuestra antigua oficina en la Sede Pilar.

Artículos recientes y sugerencias

Por Berenice Bautista A sus 94 años, Margo Glantz se mantiene activa, jovial y…
Hebraica a través de su presidente, Jonathan Lemcovich, expresa su profunda preocupación y extiende su solidaridad y apoyo a los estudiantes universitarios judíos en los Estados Unidos, que enfrentan una alarmante ola de acoso físico y psicológico en diversas instituciones académicas.